jueves, junio 14

Mario Balotelli fue mozo por un día en un restaurante

El excéntrico jugador y actual campeón con el Manchester City de Inglaterra, Mario Balotelli, cubrió un turno completo como mozo de un pequeño bar de aquella ciudad y por tal motivo se ausentó de la revisación médica a la que tenía que asistir durante la pretemporada de la Premier League.

Es que uno de sus mejores amigos ingleses, Barret Kwelly, es un humilde jugador de badminton que trabaja como mesero en un local de comidas llamado Pacific Bear y ante la imposibilidad de conseguir a alguien que lo sustituya de urgencia recurrió a su amigo.

"Fue increíble, tuve que jugar mi partido por la final regional de badminton pero al ser un sábado no podía faltar al trabajo de ninguna forma. Ya había hablado con mis jefes y me alertaron que si no conseguía un reemplazo no podía ausentarme, los sábados el bar trabaja muy fuerte y fue ahí cuando me dí cuenta que el único que me quedaba por consultar era Mario", explicó Barret.

Durante la jornada, los primeros clientes en reconocer al sorpresivo mozo se llenaron de asombro y el boca a boca fue tan fuerte que se generaron colas de más de 100 metros para ingresar.

"No pude creerlo, yo ví con mis propios ojos a Balotelli transportando una enorme bandeja metálica con una pila de sandwichs y snacks con pescado", relató un cliente en declaraciones al periódico inglés The Curve.

Al parecer, la figura del fútbol inglés tendría un cariño especial por Barret Kwelly ya que éste lo habría ayudado con una difícil mudanza.

"No me importó hacerlo y lo volvería a hacer, no me presenté a la revisación pero lo haré la semana entrante. Si quieren multarme, háganlo", lanzó Mario Balotelli.

Esta no es la primera vez que el jugador de 21 años comete un acto tan singular como éste, ya que entre otras cosas rescató a un niño al que le estaban haciendo bulliying, le tiró tomates a un entrenador de la Serie A, dejó a su novia por SMS mientras estaba en un programa de TV en vivo y orinó en un baño público de una Universidad.



1 comentario:

Lionel Pasteloff dijo...

A pesar de sus habituales inconductas, gran jugador