lunes, noviembre 23

Ricardo Fort intentará comprar la Isla Martín García para transformarla en una pequeña Ibiza

El instintivo y ocioso Ricardo Fort, multimillonario y heredero de la tradicional chocolatera Felfort, reapareció en los medios luego de su pico de fama alcanzado durante octubre de 2009 para declarar que decidió comprar toda la Isla Martín García para establecer allí un "paraíso de fiestas las 24 horas, sin inseguridad ni límites horarios".

Fort, quien el último mes viajó a Egipto y pagó 400 mil euros para que una avioneta lo deposite de parado en la cúspide de la pirámide Keops durante 10 segundos, comentó que se hartó de tener que viajar a Ibiza tan seguido para acceder las mejores fiestas sin límites horarios y que hará todo lo posible para comprar la Isla y pagar lo que sea necesario a las más de 50 familias que actualmente viven allí.

" ¿Cuánto quieren? ¿300 lucas por cabeza ? A la mierda, las pongo, y que los de la Dirección de Islas no me vengan a romper las bolas, quiero toda la Isla para mí y mis amigos, quiero festejar y descansar sin inseguridad ni límites, quiero hacer lo que quiera, por lo menos en la década del 90 Ménem nos ilusionó a todos con sacar las fuerzas armadas a la calle, yo ya me cansé y ya hablé con los muchachos de Prefectura, va a estar todo bien", lanzó el nieto del inventor del chocolate Jack.

Más tarde agregó que " Quisiera poner un cartel gigante con mi cara abriendo y cerrando la boca que diga bienvenidos a mi isla, que hayan varias carpas bailables con barras para drinks y si me quiero dar vuelta con dos litros de Ron o pagarle 15 lucas a una amiga para que pegue diez vueltas carnero desnuda y que nadie me lo venga a impedir, ¿o qué ? ¿ No tengo derecho ? "

martes, noviembre 10

Comenzará a circular una Ferrari como taxi en la Ciudad de Buenos Aires

Un antiguo taxista de la ciudad de Buenos Aires, Roberto Andru-
szyszyn (64), se despachó en la tarde de ayer al informar en el Sindicato de Peones de Taxi que después de ahorrar durante 40 años decidió cumplir su sueño y comprarse una Ferrari Dino Concept para trabajarla por las calles porteñas.
Según el mismo trabajador contó, aún está evaluando si le hace colocar un sistema de GNC para abaratar los gastos o la deja tal cual se la entreguen.
La noticia fue celebrada por el círculo de taxistas más cercanos a Roberto, aunque fuentes del Sindicato de Peones dejaron entrever ciertos resquemores ante la ostentosa compra, inaccesible para cualquier taxista promedio.

NADIE LE TENÍA FE

"Tito siempre se traía la comida para el mediodía preparada desde su casa, pero nunca era algo costoso o elaborado. Cuando le preguntábamos por qué ahorraba tanto él contestaba que lo que el resto gastaba en "cosas al pedo" él lo guardaba adentro de un minicofre del tesoro sumergido en la pecera de sus hijas, para que esté bien seguro y así poder ahorrar para su gran sueño, la Ferrari", contó Marcelo Lombardi, antiguo colega que entre risas confesó que nadie le tenía fe y que el círculo de tacheros todos los días se burlaba de él y le decía que la única Ferrari que iba a tener la iba a conseguir si secuestraba a la hija del lateral de River Plate Paulo Ferrari.

QUE LA SIGAN MIRANDO

Tras el anuncio, Roberto Andruszyszyn dijo que la impactante compra "Se la ganó él solito, así que ahora le iba a importar muy poco levantar a todos los pasajeros y fundir a sus competidores, después de todo nadie se solidarizó con él cuando a diario sólo comía galletas de arroz con picadillo de carne".