jueves, agosto 14

POLTERGEIST: El nuevo estimulante de los jóvenes

S e trata de una nueva droga que está de moda en boliches y pubs del conurbano.
Grupos de padres están preocupados por este nuevo flagelo, del cual lo terrible son los efectos psíquicos y distorsiones en la personalidad que provoca.
El más curioso de todos es el que genera la sensación de hacerle creer a sus consumidores de que se tratan de un personaje histórico. Al respecto, José Lourenco, padre de un joven afectado, menciona que " no podíamos creer lo que presenciamos con mi esposa, lo vimos a Juanchi con un gorro azul de utilería y montado a nuestro pastor inglés afirmando ser Napoleón. Encima tiene problemas en la cadera, el veterinario nos va a querer matar a todos". En otro de los casos se mencionó que uno de los jóvenes habría querido raparse el pelo y usar una toga al estilo romano: "no sabíamos qué hacer, estaba muy efusivo, vestía una toga, nos decía que éramos adefesios de la plebe y a la vez pedía a gritos que le enseñáramos a hablar latín", menciona Mercedes Urquiza, madre de uno de los adictos.


CUIDADO CON LOS DAIQUIRIS

La droga se comercializa durante la noche bonaerense en algunos pubs y boliches, y al parecer algunos especuladores con fines lucrosos introducen la sustancia dentro de los tragos que piden los chicos y chicas. Los efectos comienzan a las 2 horas de la ingesta, provocando energía y sensación de optimismo. Sin embargo, las alucinaciones empiezan a la mañana siguiente.



¿QUÉ HACER?


Si su hijo o algún conocido cae bajo los efectos de la "Polter" (tal la denominación que le dan los jóvenes), usted debe seguir la corriente a la conversación , ya que de lo contrario el adicto puede reaccionar violentamente. De respetarse esto, los efectos tienden a ceder luego de 1 ó 2 horas.

El caso del hijo de Rubén Scaini es considerado ejemplar : " Mi hijo volvió de bailar a las 7 de la mañana y me decía que era Rosa Parks, y que por ser negra no iba a cederme su asiento en el colectivo. No sé de qué colectivo me hablaba, si estábamos los dos en la cocina.

Igualmente le dije que me ceda el asiento, que yo soy blanco y tengo más derechos que él, pero igual se me retobó y se quedó sentado en su silla. Dos horas más tarde se recuperó y todo volvió a la normalidad".

1 comentario:

chavo dijo...

ajjaajjajaj sos un grande maestro muy bueno